Buenas Prácticas de Manufactura. BPM´s

Buenas Prácticas de Manufacturas o , su acrónimo en inglés, Good Manufacturer Practice, estas son las palabras que encontramos detrás de estas siglas. Las BPM son los requisitos mínimos exigidos en el mercado nacional e internacional sobre las condiciones higiénico sanitarias y de buenas prácticas de fabricación para cualquier tipo de empresa u organización que produzca un alimento o producto alimenticio.Tal como se recoge en el punto 7.3 de la Sección VII en los Textos Básicos de el Codex Alimentarius.

Según el Codex

Quienes manipulan los alimentos deberán mantener un grado elevado de aseo personal y, cuando proceda, llevar ropa protectora, cubrecabeza y calzado adecuados. Los cortes y las heridas del personal, cuando a éste se le permita seguir trabajando, deberán cubrirse con vendajes impermeables apropiados.

El personal deberá lavarse siempre las manos, cuando su nivel de limpieza pueda afectar a la inocuidad de los alimentos, por ejemplo:

– antes de comenzar las actividades de manipulación de alimentos;

– inmediatamente después de hacer uso del retrete; y

– después de manipular alimentos sin elaborar o cualquier material contaminado, en caso de que éstos puedan contaminar otros productos alimenticios; cuando proceda, deberán evitar manipular alimentos listos para el consumo.

Higiene en la industria alimentaria

La industria alimenticia tiene a través de sus productos una incidencia directa en la salud y seguridad de los consumidores. Por está razón, disponer de personal altamente formado y cualificado y además, concienciado en la consecución de un sistema de buenas practicas y de metodologías para su mejora permanente. Aplicando las BPM las organizaciones o empresas producirá alimentos seguros de acuerdo a las normativas nacionales e internacionales, a la vez que aumentará la satisfacción de sus clientes al demostrarles su compromiso con la calidad

La garantía de seguridad y calidad de los alimentos es un criterio importante para los consumidores en la actualidad. Las BPM’s son una mejora importante para su sistema de gestión de la seguridad alimentaria, que aumenta la confianza de su cliente en su compromiso de vender y producir alimentos seguros, de alta calidad.

«Un buen sistema de BPM’s favorece directamente en la calidad y seguridad de un producto»

La conformidad con los requisitos de BPM’s conlleva unos requisitos sanitarios y de procedimiento de sentido común, aplicables a todos los establecimientos procesadores de alimentos. Muchas empresas de la industria alimentaria han implementado el programa de certificación para el procesamiento de alimentos como unos cimientos, sobre los cuales han desarrollado e implementado otros sistemas de calidad y de gestión de la seguridad alimentaria, incluidos APPCC, ISO 22000, SQF e ISO 9001.

Un programa de certificación de buenas prácticas de fabricación ofrece la verificación y certificación independientes de que siguen las prácticas de fabricación básicas y se cumplen los requisitos previos necesarios para la aplicación de un programa eficaz de seguridad alimentaria según el análisis de peligros y puntos críticos de control (APPCC).

Sin duda, un aspecto básico en la inocuidad de los alimentos, que entre todos debemos cuidar y muy a tener en cuenta, ya no solo en grandes industrias alimentarias sino trasladado al ámbito casero donde, al igual que la industria alimentaria hace, debemos ser exigentes con la limpieza , higiene y desinfección de nuestro hogar.

 


logo foodandsafe seguridad alimentaria calidad inocuidad alimentos

Si deseas más información sobre este tema o cualquier otro, no dudes en comunicarte conmigo y hazme oír tus dudas, sugerencias, o cualquier otra información que necesites. Deja tu comentario en el post, o si lo prefieres, envíame un email a la dirección que encontrarás en la sección Contactos. Estaré encantado de poder ayudarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *