¿Es el coronavirus un problema de seguridad e inocuidad alimentaria?

El aleteo de las alas de una mariposa puede provocar un tsunami al otro lado del mundo.

Todas las hipótesis científicas están apuntando hacia la misma dirección. La propagación de coronavirus en los últimos veinte años tras las diferentes epidemias y sobre todo la pandemia de SARS-CoV-2 ha desatado las alarmas a nivel mundial. Los virus de tipo coronavirus se conocen desde hace bastantes años, pero el origen de las infecciones transmitidas en seres humanos se desconoce en la actualidad. Los coronavirus son una extensa familia de virus causantes de enfermedades que van desde el resfriado común al síndrome respiratorio agudo severo.

Por otro lado, en diferentes países (fundamentalmente en el contienen asiático) hay una fuerte cultura tradicional en el consumo de ciertos animales, que suelen consumirse en diferentes preparaciones que conforman toda una cultura culinaria en los diferentes países.

Todo parece indicar que la capacidad del virus para recombinarse y asaltar nuevas especies conjugado con la tradicional cultura alimentaria en diferentes países, promueven un caldo de cultivo en el que el virus de tipo coronavirus se mueve como “pez en el agua”.

Lo que nos dice la ciencia de momento explicado a “grosso modo”

Los coronavirus se diferencian del resto de los virus por su tamaño grande. Generalmente los virus suelen ser de menor tamaño, pero los tipos de coronavirus se diferencian especialmente por su gran tamaño. Por ello, contiene gran cantidad de material genético y de esta forma, su genoma es capaz de tener una actividad correctora como se ha demostrado en organismos superiores. Además, es un virus de tipo ARN que tiene la posibilidad de mutar, ya que, a través de mecanismos de transcripción y replicación, puede llegar a recombinarse. Diferentes mecanismos que, unidos entre sí, se produce una gran cantidad de intercambio de material, que permite al coronavirus ser un tipo de virus con alta viabilidad para “saltar” de especie en especies. No creáis que estos procesos se dan en un solo día como si fuese la teoría de generación espontánea, sino que se tratan de procesos a nivel genético que conllevan tiempo.

Antecedentes

Antes del 2003, existían los coronavirus, pero provocaban infecciones del tracto superior, y por ende y mucho más leves a partir del surgimiento del SARS, se encuentra que estos coronavirus pueden infectar el tracto respiratorio inferior y por ello, provocar neumonías.

SARS: Severe Acute Respiratory Syndrome (SRAS-CoV).

El síndrome respiratorio agudo grave (SRAS) (en inglés: Severe Acute Respiratory Syndrome, SARS) es una enfermedad respiratoria viral causada por un coronavirus, denominado SRAS-CoV. El primer caso de SARS se declaró en febrero de 2003 en Hanoi (Vietnam). A los pocos meses, el virus pudo propagarse en más de dos docenas de país en Norteamérica, Suramérica, Europa y Asia antes de que se pudiera contener el brote global que se logró con medidas de control, en ausencia de medicamentos y vacuna.

En septiembre de 2003 se descubrió y se identificó a la civeta, que es una especie parecida a la comadreja como especie intermediaria, porque tiene el genoma prácticamente igual al del SRAS-CoV. En 2005, se descubrió que el reservorio, el ancestro que origino este virus es en realidad los murciélagos.

MERS: Middle East Respiratory Syndrome  (MERS-CoV)

En febrero de 2012 surge MERS-CoV. Se denomina Coronavirus del síndrome respiratorio de Oriente Medio ya que surgió en los principalmente en los países de Oriente Medio.

secuencia de las vías de transmisión de MERS en humanos
Diferentes vías de transmisión de animales a seres humanos en MERS.

El caso de MERS-CoV has sido un salto entre diferentes especies, provocando una verdadera zoonosis. El mecanismo de acción provoca una transmisión desde animales a personas. Los estudios han revelado que las personas se infectan por contacto directo o indirecto con dromedarios infectados. El MERS-CoV se ha identificado en dromedarios en varios países, como Arabia Saudita, Egipto, Omán o Qatar. También se han detectado anticuerpos específicos contra el MERS-CoV (hecho que indica que el animal ha estado infectado por el virus) en dromedarios de Oriente Medio, África y Asia Meridional.

Según las investigaciones científicas, la especie reservorio de este virus es el murciélago siendo el dromedario como especie intermediaria, según el estudio del genoma de las especies.

Desde 2012 se han notificado casos de MERS en 27 países y aproximadamente un 80% de los casos humanos se han notificado en Arabia Saudita.

COVID-19: CoronaVIrus Disease 2019 (SARS-CoV-2)

Como todos ya sabemos, en la ciudad de Wuhan en diciembre de 2019, se declara una epidemia en China que obliga a empezar a tomar medidas contra este nuevo virus desconocido, denominado (SARS-CoV-2) . Los investigadores científicos, con los casos anteriores, ya tienen suficientes indicios para conocer el origen de la pandemia. El mercado de la ciudad de Wuhan fue el primer recinto en cerrase al público, ya que se determinó como foco principal de la pandemia del virus.

Nuevos estudios y nuevas investigaciones científicas son necesarias para aclarar la información y sobre todo preveer los posibles escenarios futuros.

Ante toda esta secuencia de acontecimientos, y el panorama actual de epidemias y pandemias mundiales, se debe de regularizar todo el mercado y trata de animales salvajes que, aunque supongan una cultura tradicional instaurada desde hace siglos en determinados países, provocan la recombinación del material genético de diferentes virus. Desconozco totalmente si existe dicha legislación y si se aplica con suficiencia, o quizás la normativa no protejan debidamente a los consumidores, pero los hechos son cada día más claros y evidentes.

Fuentes:


logotipo Food&Safe

Si deseas más información sobre este tema o cualquier otro relacionado con la inocuidad, seguridad o calidad de los alimentos, ponte en CONTACTO y te resolveremos tus dudas de la forma más eficiente posible.

banner foodandsafe servicios

Deja una respuesta